Taller de técnica metamorfica

Plazas limitadas

Reserva tu plaza rellenando la hoja de inscripción

 

 

 

“La caricia que te ayuda a cambiar tu vida”

 

Técnica Metamórfica y su aplicación en bebés, niños/as y adultos

Método Ángeles Hinojosa

 

Transformación o cambio profundo: ésta es la definición de metamorfosis y éste es el resultado que buscamos con la aplicación de la Técnica Metamórfica, que como su nombre indica, produce grandes y mágicos cambios en las personas que la reciben.

La vida intrauterina está condicionada por las experiencias de la madre gestante, de las cuales el bebé no puede desvincularse. A través de las percepciones y las emociones de la madre, el bebé elaborará su idea de la vida, ya que no puede distinguir entre lo que siente su madre y sus propias vivencias. Estas experiencias durante el periodo gestacional dejarán atrapados los propios propósitos de vida, en muchas ocasiones evitando que pueda desarrollar el plan o propósito con el que venía.

Con esa intención, la Técnica Metamórfica trabaja sobre la época prenatal, permitiendo desbloquear un período que influye decisivamente en nuestra evolución personal, comprendiendo distintas etapas fundamentales como la preconcepción, concepción, post-concepción, pre-nacimiento y nacimiento, en las cuales, los padres (fundamentalmente la madre) a través de sus vivencias, serán los responsables de la formación de los cimientos mental, emocional y físico del nuevo ser.

Se aplica en los pies, las manos y la cabeza y se realiza ejecutando toques sutiles en la zona refleja de la médula espinal. Dichos toques influyen en planos abstractos, permitiendo que la fuerza o energía vital del paciente aflore y provoque los cambios necesarios para producir la metamorfosis.

Aporta una forma revolucionaria de enfrentarse a la vida, así como los medios para cambiarla. Durante los nueve meses de gestación es cuando se establecen las capacidades de la vida humana. Se ha descubierto que, trabajando los reflejos espirales de los pies, manos y cabeza, este periodo se reactiva nuevamente.

A través de este trabajo, la fuerza esencial de la vida del paciente libera las energías que quedaron reprimidas durante el periodo prenatal y también los procesos curativos de la mente, cuerpo y espíritu.

Indicada en:

*Adultos/as: crisis de ansiedad, fobias, miedos, soledad, acompañamiento al duelo, adicciones, depresión, etc.

*Embarazos: con o sin problemas, temores sobre el parto, inseguridad, etc.

*Niños/as: síndrome Down, problemas escolares, enuresis, hiperactividad, etc.

 

Ángeles Hinojosa

 

Algunos enlaces interesantes donde ampliar la información acerca de la Técnica Metamórfica:

 

 

 

 

Guardar